En la actualidad, las toxiinfecciones gastrointestinales constituyen una de las causas más frecuentes de morbimortalidad en los países del tercer mundo (la primera causa de desnutrición y muerte en la edad pediátrica), mientras que en los países desarrollados se ha reducido considerablemente su prevalencia y mortalidad como consecuencia de la mejora en los hábitos higiénicos y de las condiciones sanitarias generales.

No obstante, las toxiinfecciones alimentarias siguen siendo todavía un importante problema de salud pública, tanto por el impacto que tienen sobre la salud de los consumidores (cualquier individuo está en riesgo de contraer una enfermedad a través de la ingesta de alimentos contaminados) como por el coste económico que tienen para la comunidad (en los países desarrollados son la segunda causa de absentismo laboral y escolar, siendo tan sólo superadas por el resfriado común). La mayoría de ellas se presentan de forma esporádica, en episodios de poca gravedad que suelen remitir esporádicamente; no obstante, en ocasiones, se producen brotes, entendiendo por los mismos cuando dos o más personas presentan una misma enfermedad después de la ingestión del mismo alimento o agua de la misma fuente, a los que la evidencia epidemiológica implica como origen de la misma.

toxiinfeciones alimentarias

Para descargar el archivo completo en formato pdf pincha aquí: Toxiinfecciones alimentarias

 

José González
José González Núñez

Doctor en Farmacia
Autor de los libros: La Historia oculta de la Humanidad, La Farmacia en la Historia, Ajuste de cuentos y Viaje al levante almeriense, entre otros

Dejar respuesta