Inteligencia artificial y medicina

En toda actividad humana mensurable (cuantificable) es obligada una pausa periódica, generalmente anual, para repasar lo realizado como arranque de planes para el siguiente ejercicio. Se hace en presupuestos, titulaciones, negocios, etc.; también en ciencia. En la Ciencia Médica la investigación, traducida en número de artículos publicados, arroja unas cifras llamativas: más de ochocientos mil anuales. Solo en español se estima en unos quince mil. De todos, ¿Cuántos son importantes?. Podemos estimar que no más allá de 10-20 descubrimientos tienen trascendencia en el campo del conocimiento. Lo difícil es identificar los más importantes. Pensemos en los Premios Nobel: más que por un descubrimiento al personaje se le premia por una línea de trabajo o trayectoria. A pesar de lo cual muchos premiados han pasado al olvido por su escasa o nula trascendencia posterior.

En este contexto, la revista Science encarga cada año la selección de los 10 avances más relevantes. En 2016 el primer puesto lo ocupa la detección de las ondas gravitacionales. En la sociedad actual no hay compartimentos estancos. Seguro que todas las áreas se benefician de inmediato o a largo plazo de cualquier descubrimiento, pero yo consideraría los puestos 4, 6, 7, 9 directamente relacionados con la medicina y el 3, 5 y 10 con una relación más indirecta.

Nº 3. Inteligencia artificial.- El programa informático AlphaGo se considera el primero que aprende por si mismo, como si de un organismo vivo superior se tratará. Además de calcular las múltiples posibilidades que se dan en el juego “Go” (oriental) mediante una especie de circuitos similares a las redes neuronales, funciona de manera parecida a la intuición humana.

Un programa semejante que contemple los múltiples factores que intervienen en la enfermedad (individuo, entorno, diagnóstico, pronóstico, tratamiento,…), será de una gran ayuda para el médico, aunque todavía no sea un sustituto del médico. ¡Y no es ciencia-ficción!.

Nº 4. Desde hace tiempo se conocen las “células asesinas” y los fagocitos eliminadores de células, patógenos y bacterias. Más recientemente se descubrió el fenómeno del canibalismo bacteriano y otras interacciones celulares. Este mismo año se concedió el Premio Nobel de Medicina a Y. Ohsumi por sus trabajos sobre la autofagia celular y un grupo de la Clínica Mayo (USA) demostró la forma de bloquear en un ratón las células senescentes (viejas), lo que abre la puerta a controlar algunos tipos de tumores y retrasar el envejecimiento.

Nº 5. Mediante un ingenioso método y con paciencia se observó que los grandes simios pueden leer la mente de los demás y también la del hombre. Este descubrimiento obligará a revisar numerosos conceptos sobre evolución, desarrollo, inteligencia, sentimientos, etc.

Nº 6. En paralelo a los avances en el conocimiento de ADN se han ido descubriendo numerosas propiedades de las proteínas. Modificando los genes codificadores se han modulando diferentes proteínas, pero este año se ha publicado la creación de proteínas de diseño, artificiales, diferentes a cualquier proteína natural. Será el inicio de un nuevo campo de utilidad médica. La industria farmacéutica se está “poniendo las pilas”.

Nº7. En un futuro la medicina de esta época se recordará por los avances en algunos campos. Uno de ellos es la reproducción. La inseminación, fertilización in vitro, clonación, células madre, etc. son palabras clave de muchos titulares, no exentos de polémica. Este año un grupo investigador japonés ha obtenido óvulos estrictamente in vitro y ha logrado el nacimiento de ratones desde los citados óvulos. La polémica está servida y posiblemente la solución en un futuro muchos de problemas de infertilidad.

Nº 9. Desde que se secuenció una parte del ADN en los años 70, no han parado de sucederse noticias sobre las mejoras técnicas, reducción de costes, etc. hasta la secuenciación del genoma humano (publicado en 2001). En realidad no fue más que el comienzo de una veloz carrera, especialmente tecnológica. El DNA de numerosas especies (animales, plantas, bacterias, virus) fue secuenciado gracias al menor coste. Las aplicaciones, sobre todo en diagnóstico, han sido asombrosas.

Este año la “Oxford Nanopore Technologies” ha ideado una nueva técnica de secuenciación a realizar en un dispositivo “de bolsillo” que reúne fiabilidad, especificidad y eficiencia.

Nº 10. Uno de los mayores avances de la humanidad fue la aplicación de las lentes de cristal de aumento. La microbiología, histología, etc. nacieron con la invención del microscopio. Los investigadores han perseguido la construcción de aparatos que ofrecieran al observador más aumentos y más nitidez. El microscopio electrónico cambió el concepto en microscopía para investigación. Este año parece que surgirá un nuevo concepto en lentes al cambiar las lentes de cristal más o menos perfeccionadas por las nuevas lentes metamateriales o metalentes compuestas de nanotubos de titanio.

Como indicábamos al principio es seguro que ni son todos los que están ni están todos los que son, pero el listado de “Science” constituye un buen indicador de cuáles son las prioridades del mundo científico. Indudablemente la medicina es un motor de investigación y un campo de aplicaciones.

Dejar respuesta