Fiebre hemorrágica Crimea-Congo. Organización mundial de la Salud

 

Hoy por hoy la población no debe alarmarse, pero los médicos y demás sanitarios tienen la obligación de conocer la enfermedad y su situación en España.

Aunque las fiebres hemorrágicas no son una novedad, el Ébola sensibilizó tanto a la población que, al menos en nuestro país, nos las hemos tomado muy en serio. La FHCC concretamente está producida por un virus RNA de la familia Bunyaviridae y se denomina así por ser en estas localizaciones donde se observó por primera vez (1944 en Crimea y 1956 en Congo).

El 11 de Abril de 2017 el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Secretaría General-Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación, emitió un amplio informe de 32 páginas elaborado por diez expertos.

La definición del problema y la justificación del informe denota la importancia del tema.

Definición del problema de Salúd Pública: La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) es una de las enfermedades trasmitidas por garrapatas con mayor extensión a nivel mundial. Actualmente se considera una enfermedad emergente en países de Europa oriental. En España, desde 2010 se ha detectado circulación del virus de la FHCC en garrapatas capturadas en la provincia de Cáceres. En septiembre de 2016 se diagnosticó el primer caso humano en la Comunidad de Madrid, asociado al contacto con una garrapata en la provincia de Ávila. En el estudio posterior, planteado tras la detección de este caso, se ha confirmado la presencia de virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en garrapatas capturadas sobre animales silvestres en municipios de siete comarcas estudiadas de las Comunidades Autónomas de Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid…”

Justificación: España es un país con riesgo de circulación del virus de la FHCC debido principalmente a su ubicación geográfica de proximidad a África y a la amplia presencia del vector implicado en la transmisión y a las condiciones climáticas…”

Durante el año 2011, se halló el virus de la FHCC en garrapatas de ciervos en Extremadura y hasta el 2014 en otros puntos del país.

En septiembre de 2016 el Centro Nacional de Microbiología confirmó la infección en dos casos humanos detectados en la comunidad de Madrid. El primero se refiere al caso antes citado. El segundo caso se produjo en una trabajadora sanitaria de 50 años que atendió al primer caso durante su estancia en el Hospital

Los seres humanos se pueden infectar por: picadura de las garrapatas infectadas, contacto directo de fluidos de animales o personas infectadas.

Para profundizar en el conocimiento del agente causal, clínica, epidemiología y recomendaciones, sugerimos acceder al informe del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Dejar respuesta