Obesidad y vacunación antigripal

 

En el mundo occidental la obesidad-sobrepeso afecta al 30-60% de la población. La incidencia global de la gripe se estima entre el 10-20% anualmente con unos 350.000 fallecimientos. Sabemos que el sobrepeso-obesidad es un factor de riesgo en gripe y otras muchas enfermedades. Está demostrado el papel de la obesidad como inmuno-depresora en numerosos procesos y vacunaciones , como en la vacunación antitetánica, hepatitis B y gripe.

La principal estrategia frente a la gripe consiste en la vacunación. Está claro que el alto número de obesos en la actualidad, el frecuente padecimiento de la gripe y el déficit de respuesta de los obesos a la vacuna antigripal constituyen factores que tienen que coincidir con alta probabilidad. En términos absolutos será muy frecuente , a pesar de lo cual no hay muchos estudios al respecto. Por ello tienen gran interés algunos, entre los que destacamos el de Sheridan P.A. et all (2012) y el del equipo de Melinda Beck de 2017 (Int. J. Obes. (13) Junio 2017).

Sobre la obesidad y la vacuna antigripal vienen a concluir:

  1. El título de Ac. antigripales es similar en obesos y sanos al principio , pero luego descienden hasta 4 veces más en obesos. Algunos resultados son contradictorios.
  2. Aunque en menor grado, se afecta también la respuesta de células T.
  3. En ratones obesos se producen el doble de fracasos que en sanos.
  4. Estos resultados se vienen a ratificar en humanos.

Dejar respuesta