Recomendaciones generales enfermedades respiratorias y calor

 

DEJAR DE FUMAR

Si es usted un paciente fumador, es absolutamente necesario que deje de fumar. Si no lo hace, el resto del tratamiento será ineficaz. Pregunte a su enfermera del Centro de Salud sobre los programas existentes para abandonar el tabaco.

EJERCICIO FISICO

Camine cada día como mínimo 30 minutos, en verano a horas sin exposición solar y, si es posible, dos veces al día. Comience por 5 minutos y vaya aumentando progresivamente. Elija un paso de marcha medio o rápido e inténtelo mantener durante todo el tiempo. Si precisa descansar, procure no parar de golpe y disminuya progresivamente el ritmo

DIETA

Se debe hacer una dieta equilibrada para conseguir un grado de nutrición adecuado y mantener su peso ideal. Es mejor realizar 5 comidas ligeras al día, con abundantes frutas y verduras, que ayudan a reponer las sales perdidas por el calor. La mejor bebida es el agua. Se recomienda la ingesta diaria de 1,5-2 litros (aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice), ya que esto ayuda a fluidificar las secreciones y evitar la deshidratación por el aumento de la sudoración estival. Se deben evitar las bebidas alcohólicas y las bebidas azucaradas, ya que pueden hacer perder más líquido corporal. No abusar de las bebidas con cafeína, teína o teobromina.

El sobrepeso y la obesidad alteran de modo variable la función respiratoria, desde situaciones que no tienen demasiada influencia en el intercambio gaseoso hasta otras que pueden llevar a la insuficiencia respiratoria. Por tanto, se debe normalizar el peso a través de un régimen alimenticio acordado con su médico.

 

Sistema de Alertas

Bajo el lema ‘Disfruta este verano con salud’, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) ha realizado un decálogo de recomendaciones generales a la población ante el calor, se considera la persistencia en el tiempo del exceso de temperatura como factor de riesgo para la salud y se recomienda que, en caso de sufrir síntomas relacionados con las altas temperaturas que se prolongan más de una hora, se debe acudir al médico para que evalúe la situación. (consultar www.msssi.gob.es).

Otra de las actuaciones del Plan es la de alertar a las autoridades sanitarias y a los ciudadanos con la suficiente antelación de posibles situaciones de riesgo, para lo que Sanidad facilitará diariamente a las comunidades autónomas las predicciones de temperaturas (máximas y mínimas) elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Leer los capítulos anteriores:

Enfermedades respiratorias crónicas: Consejos para respirar mejor en épocas de calor

Las enfermedades respiratorias y el calor

Autores: José González (SEFYP), David Martínez (Dpto Medicina Preventiva y Salud Pública, UCM), Ana Navarro y Ana Orero (Medicina de Familia, CAP Puerta del Ángel, Madrid)

José González
José González Núñez

Doctor en Farmacia
Autor de los libros: La Historia oculta de la Humanidad, La Farmacia en la Historia, Ajuste de cuentos y Viaje al levante almeriense, entre otros

Dejar respuesta