¿Todo lo que comemos causa cancer?

Dos investigadores pertenecientes a las universidades de Harvard y Stanford en EEUU, han publicado recientemente en la revista The American Journal of ClinicalNutrition,un estudio para el que tomaron de forma aleatoria recetas de un libro de cocina (“The Boston Cooking-School Cook Book“) y seleccionaron los 50 ingredientes más utilizados. Luego, buscaron los estudios más recientes sobre la relación entre estos ingredientes y el riesgo de padecer cáncer.

Para 40 ingredientes encontraron al menos un artículo que indicaba cierto riesgo de padecer cáncer (ternera, sal, pimienta, harina, huevo, pan, carne de cerdo, mantequilla, tomate, limón, pato, cebolla, apio, zanahoria, perejil, nuez moscada, vino de jerez, aceitunas, champiñones, callos, leche, queso, café, tocino, azúcar, langosta, patatas, carne de buey, carne de cordero, mostaza, frutos secos, vino, guisantes, maíz, canela, pimiento, naranja, té, ron y pasas); no la encontraron para los restantes 10 ingredientes (hoja de laurel, clavo, tomillo, vainilla, nuez, melaza, almendras, bicarbonato sódico, jengibre y tortuga).

Lo más llamativo es la gran dispersión de la mayoría de los resultados en los estudios seleccionados, unos afirmaban que el ingrediente produce cáncer mientras que otros afirmaban lo contrario.Llegándose a la conclusión de que el valor medio de los resultados obtenidos está en que:“una dieta equilibrada y variada no incrementa el riesgo de padecer cáncer”.

Muchos estudios obtienen resultados positivos suministrando el ingrediente a animales, en dosis muy por encima de lo habitual en la ingesta regular humana. Las autoridades sanitarias, a la hora de publicar recomendaciones nutricionales, deberían anteponer los resultados obtenidos a partir de revisiones de estudios (meta-análisis), evitando exagerar los resultados individuales más sensacionalistas. Por lo tanto, no debemos “demonizar” ingredientes habituales en una dieta equilibrada en función de los resultados de estudios pioneros, aunque acaparen titulares sensacionalistas en los medios.

 

 

Jonathan D Schoenfeld and John PA Ioannidis. “Is everything we eat associated with cancer? A systematic cookbook review”.Am J ClinNutr January 2013;97(1):127-134.

Dejar respuesta