legumbres_zpsc2acd9ed

En una revisión sistemática de estudios realizada en la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, un grupo de investigadores ha llegado a la conclusión de que, con un aumento de 7 gramos cada día de fibra en la dieta, disminuye el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular.

 

Hasta ahora, muchos estudios habían sugerido esto pero refiriéndose al consumo de fibra total en la dieta; el meta análisis llevado a cabo en la Universidad de Leeds, a partir de la revisión de 22 publicaciones realizadas entre 1990 y 2013, propone que este efecto beneficioso se encuentra en el consumo de fibra vegetal proveniente de: cereales, fruta, verduras y frutos secos. No habiéndose demostrado esta asociación con el consumo de alimentos enriquecidos específicamente en cereales u hortalizas de fibra derivada.

 

 

desayunar-fibras

Resultados semejantes se han conseguido en estudios realizados en los EE.UU., Europa, Japón o Australia.

 

La Asociación Americana del Corazón recomienda el consumo diario de, al menos, 25 gr de fibra. El consumo de fibra es especialmente importante para las personas que presenten factores de riesgo con respecto a los accidentes vasculares, como pueden ser la obesidad o el tabaquismo. Debido a ello, una dieta rica en fibra, junto al ejercicio físico y la eliminación del tabaco son tres pilares importantes para combatir los accidentes cardiovasculares (infartos agudos de miocardio por ejemplo) y cerebrovasculares (trombosis o hemorragias cerebrales por ejemplo).

 

 

BMJ 2013; 347: f6879

Dejar respuesta