Cañerías de plomo

(De la A a la Z).

Envenenamiento por plomo (Saturnismo)

Se denomina saturnismo debido a que, en la antigüedad, los alquimistas llamaban “saturno” al plomo.

El plomo es un metal que se encuentra en forma natural en la corteza terrestre y en cualquier parte del medio ambiente. Gran parte de él proviene de actividades humanas como la minería y la industria. No se puede ver, oler ni saborear, pero puede ser perjudicial para todos, en especial para los niños y las embarazadas.

Las fuentes del plomo más importantes son:

  • El aire que respiramos,
  • La tierra y el polvo, dentro y fuera de la casa, las partículas y el polvo con plomo se acumulan sobre superficies que la gente toca y pueden llevarse a la boca. El suelo cercano a las carreteras puede estar también contaminado, debido al uso de gasolina con plomo en los vehículos. Se deben evitar estas zonas para sembrar hortalizas.
  • Los alimentos, que pueden estar contaminados por el plomo del aire o de los envases si hay soldaduras de plomo en las latas. No se debe cocinar en utensilios de cocina si el revestimiento se ha empezado a desgastar.
  • El agua debido a la corrosión de las soldaduras en las tuberías.
  • Las pinturas a base de plomo constituyen un peligro si están deterioradas o si sueltan polvillo. Cuanto más antigua sea una vivienda mayor será la probabilidad de que tenga pinturas a base de plomo. También juguetes pintados y muebles del hogar a base de plomo.
  • Cerámica esmaltada de plomo y cristalería
  • Cosméticos como lápices de labios con kohl. Se deben leer los ingredientes en la etiqueta del maquillaje.

La cantidad de plomo en el agua potable es mayor si:

  • Tiene grifos o accesorios de bronce, los cuales contienen plomo
  • Tiene tuberías de plomo (en España están prohibidas actualmente)
  • Tiene tuberías de cobre con soldaduras
  • El agua se queda en las tuberías durante varias horas, con lo que puede llevar plomo disuelto de los materiales con los que contacta en la tubería.

Si sospecha que el agua puede estar contaminada debería hacer un análisis del agua para detectar el contenido de plomo. Una concentración de 15 ppb (partes por billón) o mayor puede dañar nuestra salud según la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

Entre los Organismos que estudian y vigilan la exposición al plomo están: la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) que controla el plomo en las comidas, bebidas, recipientes para comidas y vajillas. Y la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) que controla los niveles de plomo en el agua potable.

Dosis altas de plomo pueden dañar el sistema nervioso, los riñones y el aparato circulatorio e incluso pueden ser mortales. En adultos, puede aumentar la tensión arterial y causar infertilidad, trastornos nerviosos y dolores en los músculos y en las articulaciones. También produce irritabilidad y afecta la capacidad de concentración y la memoria.

En la exposición continua, a dosis bajas, el plomo se va acumulando en dientes y huesos y el daño causado dependerá de la cantidad acumulada.

Pero es peligroso, sobre todo, para los niños y las embarazadas.

Los niños, bebés y fetos son muy vulnerables. Dosis que no afectan demasiado a un adulto afectan mucho al organismo de un cuerpo pequeño al absorberlo más rápidamente. Su desarrollo mental y físico puede sufrir daños irreparables, incluso con dosis bajas. Puede dañarles el cerebro, riñones, hígado y otros órganos. A dosis altas produce dolores de cabeza, calambres, convulsiones y a veces, la muerte. Algunos indicios tempranos de posible intoxicación por plomo son: cansancio o hiperactividad constantes, irritabilidad, inapetencia, pérdida de peso, atención disminuida, dificultad para conciliar el sueño y estreñimiento.

Un análisis de sangre determina la presencia de plomo y el pediatra recomendará medidas para reducir el contacto con el mismo.

En las embarazadas, el plomo presente en los huesos se libera a la sangre y se convierte en una fuente de exposición para el feto. Con altos niveles de plomo pueden sufrir abortos espontáneos y partos prematuros o de fetos muertos, así como tener un niño con peso bajo al nacer. Sin embargo, no aumenta los riesgos de malformaciones congénitas.

Los niveles de plomo en la leche materna son los mismos que en la sangre de la madre.

La infertilidad se produce porque el plomo puede llegar al espermatozoide, ocasionando cambios en su forma, tamaño, número y movimiento.

La OMS estimó en 2013 que la exposición al plomo causó 853 000 muertes a nivel mundial, fundamentalmente en países de ingresos bajos. Fue responsable del 9,3% de discapacidad intelectual, del 4% de cardiopatía isquémica, y del 6,6% de accidentes cerebrovasculares

En EE.UU., alrededor de 900 000 niños de 1 a 5 años presentan concentraciones peligrosas de plomo en la sangre.

Prevención

Casas construidas antes de 1978 pueden tener pintura con plomo. No quite usted mismo esta pintura.

Lávese frecuentemente las manos.

En casas con tuberías de plomo deje correr el agua hasta que salga de la tubería tan fría como sea posible.

Nunca deje los alimentos en latas abiertas.

Los niños absorben más plomo cuando tienen el estómago vacío. Proporcione al niño de cuatro a seis pequeñas comidas durante el día, siguiendo un régimen escaso en grasas y abundante en hierro, calcio y vitamina C. Niveles normales de hierro en sangre protegen de los efectos nocivos del plomo. El calcio reduce la absorción de plomo y también ayuda a mantener fuertes los dientes y los huesos. La vitamina C y el hierro actúan juntos reduciendo la absorción de plomo

  • Alimentos ricos en hierro: Carne de res baja en grasa, pescado y pollo. Cereales fortificados con hierro, Frutas secas (ciruelas, pasas)
  • Alimentos ricos en calcio: Leche, Yogur, Queso, Verduras de hojas verdes
  • Alimentos ricos en vitamina C: Naranjas, Tomates, Pimientos verdes

 

Ver los otros capítulos:

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (1): Alergia, asma, anomalías

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (2): Cáncer

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (3): Dermatitis

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (4): Enfisema

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (5): Infertilidad

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (6): Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (7): Inmunodeficiencia

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (8): Laborales o profesionales

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (9): Enfermedades renales