Enfermedades provocadas por el medioambiente: inmunodeficiencia

(De la A a la Z).

Enfermedades de la inmunodeficiencia

El sistema inmunitario es el conjunto de estructuras y procesos biológicos en el interior del organismo que le permiten mantener el equilibrio interno frente a agresiones externas, ya sean de naturaleza biológica (bacterias o virus) o físico-químicas (como contaminantes o radiaciones), o internas (como las células cancerosas).

Los órganos pertenecientes al sistema inmunológico son los órganos linfoides. En ellos se da el crecimiento, desarrollo y liberación de linfocitos (un tipo de glóbulo blanco o leucocito). Los vasos sanguíneos y linfáticos son importantes al transportar los linfocitos por todo el cuerpo. Los órganos linfoides son:

  • Dos glándulas ubicadas en la parte posterior del conducto nasal.
  • Médula ósea. Tejido suave y esponjoso en las cavidades óseas.
  • Ganglios linfáticos. Tienen forma de judía y están por todo el cuerpo. Se conectan a través de los vasos linfáticos.
  • Vasos linfáticos. Red de canales por todo el cuerpo que transportan linfocitos hacia los órganos linfoides y el torrente sanguíneo.
  • Placas de Peyer. Tejido linfático en el intestino delgado.
  • Órgano del tamaño de un puño ubicado en la cavidad abdominal.
  • Dos lóbulos unidos delante de la tráquea y detrás del esternón.
  • Amígdalas. Dos masas ovaladas en la parte posterior de la garganta.

Los linfocitos B (formados en la médula ósea) producen anticuerpos específicos que reconocen e inmovilizan los microorganismos infecciosos.

Los fagocitos (otro tipo de glóbulo blanco) y las células K o asesinas naturales (células “killer”) destruyen estos microorganismos infecciosos.

Los linfocitos T (formados en el timo) eliminan los microorganismos al eliminar las células del cuerpo que están afectadas.

Todas estas células especializadas nos protegen contra las enfermedades, y a esta protección se le llama “inmunidad”.

Si este sistema no funciona correctamente, se producen enfermedades:

  • Alergia y asma: respuesta inmunitaria a sustancias no dañinas
  • Enfermedades por deficiencia inmunitaria: trastornos producidos cuando falta uno o varios de los componentes que forman el sistema inmunitario. La persona en este caso está inmunodeprimida y puede tener infecciones graves y repetidas.
  • Enfermedades autoinmunes: trastornos en los que el sistema inmunitario ataca por error a nuestras propias células y órganos. (artritis reumatoide, diabetes tipo 1, esclerosis múltiple, psoriasis…)

Este sistema interviene también en el proceso de rechazo de órganos trasplantados.

Las causas más comunes de trastornos del sistema inmune son:

  • Herencia: si uno de los padres tiene una enfermedad inmune el riesgo de que sus hijos hereden ese mismo trastorno aumenta significativamente.
  • Edad: los trastornos aparecen normalmente durante la infancia y adolescencia.
  • Raza: así los afro-americanos son más propensos frente al lupus y la esclerodermia, o los caucásicos frente a la diabetes tipo 1 y la esclerosis múltiple.
  • Entorno: La contaminación, a largo plazo, afecta al sistema inmunológico del hombre.

Entre las causas medioambientales que alteran nuestra inmunidad están:

  1. Agentes físicos como la radiación Ultravioleta
  2. Agentes químicos como la penicilina (Anemia hemolítica autoinmune), fármacos como procainamida e hidralazina (Lupus), tabaco (oftalmopatía en enf. de Graves), quimioterapia.
  3. Agentes biológicos como el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) que provoca SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) al destruir progresivamente el sistema inmunitario (los linfocitos T) dejando sin defensa contra las infecciones al organismo.

Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad de California (UC), Berkeley y financiado por el Instituto Nacional de Salud, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. y la Asociación Americana de Pulmón, reveló que la contaminación ambiental modifica la función inmune en mayor medida que los genes, ya que el sistema inmunológico se adapta a lo largo de la vida para combatir enfermedades, y el entorno en el que vivimos va a influir en esta adaptación.

En nuestro entorno existen millones de virus y bacterias de los que muy pocos son responsables de enfermedades, el resto son necesarios para mantener nuestro sistema inmune adiestrado y activo.

En los países desarrollados, donde vivimos en ambientes artificiales, libres de virus y bacterias, están aumentando las enfermedades autoinmunes, por falta de exposición a estos microorganismos. Debemos cuidarnos de patógenos como una salmonella o un VIH, por ejemplo, pero la mayoría de virus y bacterias del medio ambiente sólo nos ayudan a conservar la salud, no a enfermarnos. Así, una excesiva higiene de la piel favorece la aparición de alergias.

Toda enfermedad lleva asociada algún trastorno o deficiencia inmunitaria.

Nuestro estado de ánimo afecta positiva o negativamente a nuestra inmunidad. Un éxito, un aumento de sueldo, un acontecimiento divertido, las alegrías, cuando estamos enamorados, etc la favorece, sin embargo, la depresión, los problemas, los sufrimientos, la melancolía, dañan nuestro sistema inmune.

El sistema digestivo también es importante para mantener nuestro sistema inmune activo y adiestrado. Para estar sanos debemos tener de 3 a 5 kilos de bacterias en los intestinos. Bacterias que transforman los alimentos en nutrientes para el cerebro y energía para los músculos, y mantienen el sistema inmune en buenas condiciones.

En la Universidad de Stanford, el inmunólogo Mark Davis dice que “el ambiente juega un enorme papel en la manera en que formamos nuestro sistema inmunológico”.

En los EEUU las enfermedades autoinmunes suponen una de las principales causas de muerte entre las mujeres jóvenes y de mediana edad.

 

 

Ver los otros capítulos:

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (1): Alergia, asma, anomalías

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (2): Cáncer

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (3): Dermatitis

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (4): Enfisema

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (5): Infertilidad

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (6): Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (8): Laborales o profesionales

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (9): Renales