Demócrito. Azar y necesidad

 

“Todo cuanto existe es fruto del azar y la necesidad” (Demócrito)

“El cambio, sólo el cambio, la absoluta y ciega libertad, es el origen de todo ese prodigioso edificio que es la evolución de nuestro universo” (Jaques Monod)

“Así, persuadido del origen completamente humano de todo lo que es humano, ciego que desea ver y que sabe que la noche no tiene fin, está siempre en marcha” (Alberto Camús)

Antes de todo, todo fue nada. Una vez que la casualidad se hizo causalidad, el primer liliputiense bacteriano se atrevió a plantear su proyecto vital como un trabajador autónomo capaz de sobrevivir por sí mismo. Y también capaz de soñar. Fue Lucy paseando erguida por la estepa africana y asumiendo el vértigo de ser, el riesgo del mañana, que fue ayer y es hoy. Luego, fue Alonso Quijano, cabalgando por los infinitos campos manchegos su otra realidad. Más tarde, Darwin, navegando en el Beagle por el azaroso mar de la evolución. Poco después, Lindberg, volando más allá de las nubes, como si fuera el Ícaro imaginado por Leonardo da Vinci. Finalmente, se soñó Franz Kafka, escribiendo la historia de tanta metamorfosis generada por el azar y la necesidad.

 

 

José González
José González Núñez

Doctor en Farmacia
Autor de los libros: La Historia oculta de la Humanidad, La Farmacia en la Historia, Ajuste de cuentos y Viaje al levante almeriense, entre otros

Dejar respuesta