Cómo prevenir la gripe

 

La gripe es una enfermedad infectocontagiosa producida por un virus, por lo que para que se produzca la enfermedad es necesario contagiarse con el virus.

La mejor manera de prevenir la gripe es la vacunación anual, especialmente en las personas mayores y en los enfermos.

Además, esta medias, podemos adoptar una serie de sencillos cuidados que disminuyen en gran medida el riesgo de contagio.

La higiene de la tos (cubrirse la boca con un pañuelo al toser y lavarse las manos tras tocar la boca y la nariz, ayudan a detener la transmisión del virus de una persona a otra.

Además, en determinadas ocasiones pueden estar indicado el tratamiento con los medicamentos antivirales, aunque siempre bajo indicación y control médica.

Algunas recomendaciones generales:

  1. Evite el contacto directo con pacientes que padecen la enfermedad (beso, dar la mano, abrazo, etc.). Mantenga una distancia de mínima de un metro y medio y prevendrá la transmisión.
  2. Los enfermos de gripe deben evitar en contacto con otras personas, especialmente en escuelas, tiendas, puestos de atención al público, viajes en medios de transporte público con hacinamiento, salas de espera de hospitales, etc.
  3. Higiene de la tos cubriendo la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar.
  4. Higiene de manos con agua y jabón; o preferiblemente con solución hidroalcohólica. En el caso de pacientes que padecen la gripe tras tocar la boca o nariz por tos o estornudo, y antes de dar la mano para saludar. En el caso de que tengamos que tocar a un paciente, haremos la higiene inmediatamente tras el contacto y especialmente antes de tocarnos la cara, ojos, boca o nariz (vía natural de entrada de la gripe), y antes de darle la mano a otra persona.
  5. Realice limpieza de las superficies de contacto donde se encuentre el paciente con gripe, hogar, trabajo, escuela. Limpie y desinfecte las superficies de contacto más comunes en el domicilio, en el lugar de trabajo, escuela o centro docente, etc.
  6. Es descanso suficiente y reparador, la actividad física, el control de las situaciones de estrés, la buena hidratación y una dieta rica y variada actúan promoviendo un estado de salud excelente que ayuda en la prevención de la gripe.

 

Dejar respuesta