Kirk I. Erickson, investigador en la Universidad de Pittsburgh (EEUU), ha realizado un estudio con 299 personas sin demencia y con una media de edad de 78 años, registrando los kilómetros que caminaban en una semana. Después de nueve años, les realizaron un escáner cerebral para medir la masa cerebral,y cuatro años más tarde, se les evaluó para comprobar si habían desarrollado demencia o deterioro cognitivo.

El estudio demostró que las personas que habían caminado unos 10 kilómetros semanales como mínimo, presentaban mayor volumen de materia gris que los sujetos que no habían andado tanto. Y los investigadores concluyeron que aquellos sujetos que manifestaron caminar más, consiguieron reducir a la mitad el riesgo de problemas de memoria.

La masa cerebral se reduce con la vejez, y estolleva consigo problemas de memoria. Los resultados del estudio deberían fomentar medidas de prevención, con ejercicio físico, en las personas de edad avanzada,como enfoque prometedor para prevenir la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Si realizar ejercicio de forma regular en la mediana edad puede mejorar la salud del cerebro, así como el pensamiento y la memoria en la vejez, debería fomentarse en la sociedad la realización de ejercicio a todas las edades como una medidaimportante, dentro de la salud pública, para conservar el intelecto.

El estudio ha contado con el apoyo del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de los Estados Unidos.

K.I. Erickson, PhD*, C.A. Raji, PhD*, O.L. Lopez, MD, J.T. Becker, PhD, C. Rosano, MD, MPH, A.B. Newman, MD, MPH, H.M. Gach, PhD, P.M. Thompson, PhD, A.J. Ho, BS and L.H. Kuller, MD, DrPh. “Physical activity predicts gray matter volume in late adulthoodThe Cardiovascular Health Study”. Neurology October 19, 2010; 75(16): 1415-1422

 

 

Dejar respuesta