Salud Bucodental y riesgo de Ictus

La enfermedad periodontal en un cuadro frecuente en los adultos que parece actuar como factor de riesgo de accidentes cerebrovasculares de tipo isquémico, principalmente por trombosis y en menor medida por embolia de origen cardíaco. La situación y evolución de esta enfermedad depende mucho del nivel de cuidados que demos a nuestras encías, soporte de los dientes. Esta enfermedad varía mucho en cuanto a su gravedad, desde gingivitis (inflamación de las encías), hasta formas graves que pueden suponer la caída de las piezas dentarias. Los microorganismos de la boca, junto con otros restos forman la placa dentaria, que está presente cuando no se hace una adecuada higiene bucodental. Los principales factores que participan en la aparición de la enfermedad periodontal incluye, el tabaquismo, cambios hormonales en las mujeres, la diabetes, cáncer, SIDA, algunos tratamientos con medicamentos que disminuyen la secreción de la saliva, y factores genéticos. Normalmente no da sintomatología hasta la edad media de la vida. Entre los síntomas figuran el mal aliento, encías inflamadas, a las que les molesta el roce, y que sangran durante el cepillado, dolor durante la masticación, movimiento de los dientes, y retracción de las encías.

El riesgo de padecer un ictus se multiplica por dos en los pacientes con enfermedad periodontal, existiendo una correlación entre la gravedad de la enfermedad periodontal y el riesgo de accidente cerebrovascular, aunque aún no hay evidencia suficiente para asegurar que la relación causal sea directa. Se precisan nuevos estudios para mejorar en conocimiento y conocer los mecanismos por los que actúa. Es más, la enfermedad periodontal podría ser la consecuencia, al igual que el accidente cerebrovascular de una causa aún desconocida que condiciones ambas enfermedades, actuando en este caso la enfermedad periodontal como factor de confusión del accidente cerebrovascular. Una forma de despejar esta incógnita es conocer si el tratamiento de la primera disminuye el riesgo de padecer la según enfermedad.

La visita periódica la dentista parece disminuir este tipo de riesgo relacionado con embolia y trombosis cerebral. Además es importante cepillarse los dientes dos veces al día pasta dentífrica con flúor, usar regularmente la seda dental, realice periódicamente una limpieza dental y no fume.

Dejar respuesta