Enfermedades provocadas por el medioambiente: envenenamiento por Uranio

(De la A a la Z).

Envenenamiento por uranio.

El uranio natural es una mezcla de tres isótopos (igual nº atómico y distinta masa atómica) llamados 234U (compone el 0,0054% de la masa del uranio natural), 235U (0,72%) y 238U (99,27%). Los tres son el mismo producto químico, pero tienen propiedades radiactivas diferentes.

Así su vida media (tiempo necesario para que se desintegren la mitad de núcleos radioactivos presentes en la muestra), en el 234-U es de 247,000 años, en el 235-U es de 704 millones de años y en el 238-U es de 4.500 millones de años. Debido a ello, el uranio presente en la naturaleza puede permanecer en ella millones de años.

El uranio natural reacciona rápidamente con otros elementos, por lo que no se encuentra como tal en el ambiente. Los compuestos formados en estas reacciones se pueden depositar en el suelo en diversas concentraciones, que son normalmente muy bajas. El hombre contamina también el suelo con el uranio proveniente de actividades industriales. Las plantas que crecen en suelos contaminados, absorben uranio a través de sus raíces y lo almacenan allí. Los tubérculos (patatas, zanahorias, rábanos…) pueden contener, por tanto, concentraciones de uranio más altas de lo normal. Pero al lavarlos el uranio se elimina.

Cuando el agua corre por suelos y rocas contaminadas, el uranio se disuelve y contamina esas aguas. No se acumula en peces ni en vegetales acuáticos, y si su concentración es baja, el agua es apta para el consumo humano.

En el aire las concentraciones de uranio son muy bajas.

El 235-U se puede utilizar en la fabricación de armas y como combustible en centrales nucleares. Para obtenerlo se trata el uranio natural separando dos fracciones: el uranio enriquecido (mas radiactivo) con una concentración mayor de 235-U, y el uranio empobrecido con menor cantidad de 235-U y menos radiactivo.

El hombre está expuesto, de forma natural, a cierta cantidad de uranio presente en la comida, el aire, el suelo y el agua. El organismo humano contiene unos 90 μg de uranio incorporado de esta forma, que se almacena en los huesos (66%), en el hígado (16%), en los riñones (8%) y en otros tejidos (10%). Pero el uranio absorbido se elimina rápidamente a través de la orina y las heces.

No obstante, debido a que el uranio es una sustancia radioactiva extremadamente peligrosa se han estudiado sus efectos de sobre la salud.

Los niveles naturales de uranio no presentan ningún efecto dañino. Sin embargo, al emitir partículas de alta energía capaces de atravesar el cuerpo y dañar el tejido vivo, si se recibe una dosis grande de radiación se puede morir y si se reciben muchas dosis pequeñas a lo largo del tiempo se pueden originar daños graves.

Personas expuestas a uranio enriquecido, a lo largo del tiempo, pueden desarrollar cáncer, problemas en la reproducción, enfermedades hepáticas y renales, infecciones…

No se ha medido uranio en mujeres embarazadas, de manera que no sabemos si el uranio puede atravesar la placenta y alcanzar el feto.

Prevención:

Es posible encontrar niveles de uranio mayores de lo normal en lugares de almacenamiento de residuos peligrosos o en la cercanía de las minas de uranio. Las personas que vivan cerca de estos sitios, deben evitar que los niños coman tierra y asegurarse de que se laven las manos a menudo y antes de comer. También se deben lavar las frutas y hortalizas que crecen en estos terrenos, y preferiblemente descartar la parte externa de los tubérculos.

No obstante, la mayor parte del uranio absorbido se elimina del cuerpo en unos pocos días,

Ver los otros capítulos:

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (1): Alergia, asma, anomalías

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (2): Cáncer

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (3): Dermatitis

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (4): Enfisema

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (5): Infertilidad

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (6): Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (7): Inmunodeficiencia

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (8): Laborales o profesionales

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (9): Enfermedades renales

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (10): Envenenamiento por plomo

Enfermedades provocadas por el medio ambiente (11): Envenenamiento por Mercurio

Bibliografía de los capítulos de Enfermedades de Medioambiente: Ver aquí

 

 

 

 

 

Dejar respuesta