historia oculta
Un recorrido histórico a través de las enfermedades infecciosas
Mira una parte del libro «Historia Oculta de la Humanidad: , un recorrido histórico a través de las enfermedades infecciosas»:

Aprovecho la maravillosa oportunidad que se me brinda de abrir de par en par estas páginas para expresar toda
la satisfacción que siento al poder participar en la edición de este magnífico libro, que desarrolla e informa, de
manera tan completa, sobre el importante logro que ha supuesto para la humanidad el estudio y conocimiento
de la medicina en general y de las enfermedades infecciosas en particular a lo largo de la historia.
Lo primero que llama la atención de La historia oculta de la humanidad es su singularidad, ya que ofrece
un punto de vista del acontecer histórico distinto: el modelado por la enfermedad infectocontagiosa, al tiempo
que analiza el recorrido histórico de ésta no sólo a través de los instrumentos del análisis histórico, sino también
de los de la ciencia, el arte y la literatura.
A mediados del siglo XIX, antes de los grandes descubrimientos de Pasteur, Koch, Ehrlich y de los extraor –
dinarios avances de la microbiología médica, escribió Augusto Comte en su Discurso sobre el espíritu positivo: “Puede asegurarse hoy día que la doctrina que haya explicado suficientemente el conjunto del pasado, obtendrá (…)
la presidencia mental del porvenir”. Siglo y medio después, en plena era del genoma y de internet, estamos en
condiciones de afirmar que tal doctrina –sea la que fuere– no puede dejar de lado una dimensión de la historia
humana hasta ahora poco reconocida, a pesar de que la enfermedad infectocontagiosa es uno de los factores que
más ha contribuido a forjar, para lo bueno y para lo malo, el destino de los hombres.
José González echa por tierra la supuesta incompatibilidad entre la imaginación y el rigor, al tiempo que nos
hace recordar que la erudición más exquisita no está reñida con ofrecer una lectura agradable y un análisis ameno.
A lo largo y ancho del texto muestra un sinnúmero de situaciones singulares, estudiando cómo se plantearon y cómo
se resolvieron en cada contexto histórico, pero considerando también la trama cultural, religiosa, social y política
subyacente en cada momento. La obra, a la que con humildad el propio autor define como “bosquejo histórico”,
recorre los distintos períodos históricos: Prehistoria y Pueblos Primitivos, Historia y Ciencia Antiguas, Clásicas,
Medievales y Modernas hasta llegar a considerar la situación actual de la Historia y la Ciencia de “Nuestro Tiempo”; en cada uno de ellos trata de aclarar y valorar en su justa medida el protagonismo de la infección en la vida
del hombre, y lo hace con “espíritu positivo” y abierto.
Quisiera que este peculiar libro llegara a todos los rincones del mundo y pudiera “contagiar” tanto a los profanos como a los profesionales y estudiosos de la ciencia médica. En el primer caso, por puro placer intelectual y
porque el análisis de los comportamientos sociales de los diferentes grupos y en las diferentes épocas sitúan plenamente las páginas de esta monografía dentro del marco de la historia social; en el segundo caso, para, además de
lo dicho, corroborar que la medicina actual es el fruto sinérgico de las investigaciones científicas y las prácticas médicas experimentadas hasta el momento, en definitiva de la evidencia científica y de la experiencia clínica.
José Ángel García Rodríguez
Catedrático de Microbiología y Parasitología.
Profesor Emérito. Universidad de Salamanca.
Presidente de la Sociedad Española de Quimioterapia

PRÓLOGO
Las enfermedades infecciosas han ocupado, y siguen ocupando, un lugar destacado no sólo en la historia de la medicina, sino
también en la historia de la humanidad. El impacto extraordinario que han tenido sobre la población algunas epidemias
de enfermedades transmisibles sólo se ha visto paliado en sus
consecuencias y en su protagonismo por los avances que, de
modo más o menos rápido, se han producido en su control.
Sin duda, entre los grandes logros que la medicina moderna
cuenta en su inventario se incluyen el descubrimiento de los
microorganismos como agentes causales de enfermedades y la
elaboración de vacunas, antisépticos y antimicrobianos que de
modo tan eficaz han ayudado a su prevención y curación. Los
historiadores, los escritores y los artistas han reflejado en sus
obras muchos de estos momentos, desdichados o felices, de las
enfermedades infecciosas.

Puedes descargar el libro pinchando en el link: Historia oculta

Dejar respuesta