colores del entorno medico
Foto por Robert Katzki en Unsplash

El entorno natural.-

Los grandes paisajes naturales están conformados por la masa de agua (azul) y de la tierra (marrón). Pero en las costas, ríos y terrenos, pueden dominar otros colores (verderojoamarillo,…) en función del plancton, lodos, vegetación y minerales. Los cambios de los colores en función de la luz,  temperatura, algas, bacterias, etc. son la mejor demostración de la vitalidad paisajística. Desde la fotosíntesis hasta la acción microbiana de oxidación de piritas con la pigmentación consiguiente,¡todo es química!

LEER TAMBIÉN

La columna del bacteriólogo Vinogradski reproduce genialmente el papel de los microbios en el color del paisaje. En una probeta se echa una mezcla de fango, sulfato y carbonato sódico. Se añaden trozos de papel, como fuente de celulosa, y encima más fango y agua, incubando luego con fuente luminosa.

 A medida que madura la columna se observa color negro en la zona anaerobia del fondo por degradación de la celulosa (dominan Desulfovibrio y Clostridium). La liberación de SH2 facilita el desarrollo de Chlobium (verde) y Chromatium (rojo) y por encima crecerían bacterias púrpura, fotoheterotrofas. Más arriba, algas y bacterias aerobias, oxidantes del sulfuro producen un tono marrón claro. En superficie, las diatomeas y cianobacterias serían las responsables del color azul verdoso.

  El modelo descrito se replica constantemente en el entorno más próximo al hombre, incluso en el mismo organismo humano. Lo garantizan las variadísimas especies,  saprofitas y patógenas, presentes junto a la materia orgánica, humedad y temperatura adecuadas. Lo citaremos en los próximos capítulos 3 y 4.

Colores académicos.-

    El médico Esculapio fue en la cultura romana lo que el semidiós Asclepio había representado en la griega y, como tales, fueron honrados y venerados. Según la leyenda, Esculapio utilizaba como mediadoras de sus poderes a las serpientes, aspecto frecuente en todas las civilizaciones. Una de ellas, bien conocida por Esculapio, fue la Coluber longissimus, arborícola, no venenosa, de color negro y amarillo dominante.

 Clásicamente se representó la práctica de Esculapio con la serpiente amarilla enroscada a una maza, rama o bastón. Con el tiempo se fueron cambiando o añadiendo símbolos al emblema de la Medicina, pero siempre se conservó la serpiente y el color amarillo.

 La naturaleza humana ha buscado la diferenciación uniformada, sea por necesidad o por vanidad. Recuérdense las campanillas de los leprosos, la cruz negra de los apestados, los colores y signos de los uniformes militares, jueces, etc. Y también en el mundo académico.

 Fue durante el reinado de Carlos III cuando se dictaron varias disposiciones, ratificadas luego por Isabel II, para reseñar las características académicas del traje (negro) así como el birrete, muceta y adornos de color amarillo.

 En la solemnidad universitaria –inauguración curso, Doctorado H. Causa,…-la variopinta participación de viejos profesores convierte al Paraninfo en una suerte de cabezas floreadas. Solo en titulaciones sanitarias tenemos: Medicina-amarillo, Farmacia-morado, Veterinaria-verde mar, Odontología-fusia, C. Biológicas-azul turquesa, Psicología-lila  y Enfermería-gris claro.

 Si sumamos las demás titulaciones clásicas, más las decenas de reciente creación, se entenderá el acto académico como una amalgama de colores. Falta que cada Máster y Especialidad de Medicina-más de 40- revindique un color emblemático, que todo se andará, para el espectáculo definitivo.

Los colores en las enseñas marcas y uniformes.-

   Lógicamente los colores no son exclusivos de los citados campos. Los publicistas han generalizado el Azul como componente principal de carteles hospitalarios. Por el contrario, el Verde domina en los anuncios de las farmacias y centros veterinarios, y el Verde mar en los centros odontológicos.

 Por otro lado han ido los colores de los uniformes profesionales. La emblemática bata blanca de los sanitarios da imagen de higiene y limpieza y transmite tranquilidad y seguridad. El Verde es el más apropiado en los servicios quirúrgicos; transmite serenidad, relajación y la sangre mancha de marrón, no del alarmante rojo. También para el sanitario es mas descansado visualmente, recibe menos reflejos luminosos.

 No es infrecuente el uso en algunos centros médicos, clínicas dentales y podológicas del Verde claro o el Añil,por la sensación de tranquilidad y equilibrio que transmiten.

  El lenguaje de lazos y colores.-

Era tradicional usar el color en casos contados como el negro– luto o el rosa– niñas. Pero el lenguaje del color es tan sencillo, que el uso de lazos de color ha hecho furor. No hay manifestación o celebración temática que no tenga su lazo emblemático.

 Hasta los seguidores de causas médicas enarbolan su lazo con el correspondiente color. Con ello se simboliza la celebración del Día Mundial o Internacional de tal o cual enfermedad. El problema ya es la polisemia cromática; con cada color se revindican varios significados. Veamos algunos ejemplos del entorno médico.

 Blanco: Ceguera, Cáncer óseo,…/Negro: Muerte, Accidentes, Enfermedades del sueño,…/Gris: Diabetes, alergias,…Amarillo: contra el Suicidio. /Verde claro: Enfermedades de  T. Sexual, Celiaquía,…/Verde oscuro: Fibrosis hepática, Riñón poliquístico,…/Rojo: SIDA, Linfoma, Hemofilia,…/Rosa: Cáncer de mama, Cáncer infantil,…/Naranja: Leucemia, Cáncer renal, Adicciones,…/Azul: Sordera, Osteoporosis, Cáncer de cólon, próstata,../Morado (Púrpura): Alzheimer, Lupus, Fibromialgia, Cáncer de testículo, tiroides, páncreas,…

Considerando el gran número de enfermedades, pronto necesitaremos un traductor de colores.

 Organización en colores.-

 Como estamos viendo, un color puede responder a un mensaje de fácil comprensión para todos. La mayoría de los complejos sanitarios son verdaderos laberintos donde los enfermos y visitantes se ven perdidos. Por eso en algunos se facilita el tránsito siguiendo las líneas, del color según destino, pintadas en el suelo.

En las salas de espera, consultas o urgencias son frecuentes las suspicacias y las confusiones entre familiares, enfermos, administrativos y sanitarios. Por eso, el código universal de 5 colores para “triaje” resulta comprensible para todos.

  •   Rojo: prioridad absoluta, máxima gravedad. Asistencia inmediata
  •   Naranja: le sigue en gravedad; enfermo inestable, atención antes de 10-15 minutos.
  •   Amarillo: gravedad intermedia, requiere asistencia antes de una hora.
  •   Verde: Pede ser atendido en urgencias ambulatorias antes de dos horas.
  •   Azul: admite demoras de hasta 4 horas.

Médico. Universidad Complutense de Madrid

Compartir
Artículo anteriorCapítulo1. Color en Medicina. Historia
Artículo siguienteCáncer. Visión Panorámica

Dejar respuesta