sentencias médicas
Foto por National Cancer Institute en Unsplash

Introducción

Desde tiempo inmemorial, la sociedad se ha guiado de la religión, los chamanes, alquimistas, intelectuales, médicos, etc. para establecer y transmitir sentencias médicas, las normas higiénico-sanitarias  y los tratamientos frente a las enfermedades. Los pueblos mediterráneos y, después Occidente, se nutrieron del saber oriental, egipcio, griego,… adaptando los conocimientos médicos a cada caso. También los métodos de educación e información.

   La carestía de los textos escritos y el analfabetismo existente, explican el amplio uso de aforismos, refranes, proverbios y sentencias como base de la información médica popular.

  En el siglo XX, con los avances de la Medicina y de la alfabetización generalizada se prodigaron los libros, monografías de especialidades, extensos informes de diagnóstico e instrucciones para los enfermos, artículos de investigación y revisión en número y extensión sin fin. Se produce la paradoja del exceso de información y desinformación en muchos casos. Fue obligada la síntesis y se popularizan las tablas, gráficas, sumarios o resúmenes y conclusiones.

  Llegado el siglo XXI, coinciden varios puntos: los innumerables avances médicos, el uso masivo de Internet, y el “empacho” popular de información. Todos huimos de los “tochos” y compendios.

  Ante esta situación, no es de extrañar la aparición de guías sintéticas y protocolos sencillos para seguimiento de información, avances, tratamiento, prevención etc. La “cultura Internet” implica brevedad en tiempo y espacio, como nos pasa con los SMS o los tuits. Lo más llamativo es que la información, y la sanitaria en mayor medida, requiere máxima difusión, publicidad, claridad e inmediatez, como la publicidad de cualquier producto, para lo que hay auténticos especialistas.

  Actualmente, la información debe tener la máxima fiabilidad y poco se puede hacer sin un lema, título, conclusión o sentencia, es decir, un aforismo o similar colocado al principio, al final o en lugar de un largo e indigesto mensaje.

 Es curioso, que después de muchos siglos la técnica siga vigente, como también muchos de los refranes, aforismos y sentencias que he ido recogiendo de las fuentes más dispares; la Biblia, aforismos hipocráticos, frases publicitarias, lemas de campañas sanitarias …y  tradición popular sobre todo.

Sobre médicos

Referentes a su preparación

 – “Bachiller en Medicina, confunde el vino con la orina”. Los pacientes valoran positivamente la preparación y la experiencia y desconfían de los “estudiantes”.

  – “Cuando un médico se enferma, su diagnóstico lo encuentra siempre en su propia especialidad” Fuera de su área, que para él es única, es un profano.

  – “De médico indocto, ni de alquimista loco, no te fíes ni mucho ni poco”.

  – “Doctos (preparados) queremos que doctores harto tenemos”. De actualidad en la COVID con carencias de intensivistas, urgenciólogos y Atención Primaria, a pesar de disponer de un cuerpo médico numeroso y excelente en otras especialidades.

  – “La ciencia del médico, le hace caminar con la cabeza alta, y es admirado por los poderosos”. (Eclesiástico, Ant. Testamento)

  – “Médico ignorante y negligente, mata al sano y al doliente”.

  – “Médico sin ciencia, poca conciencia”. En cualquier otra actividad con pacientes.

  – “También los médicos rezan al Señor para que les conceda poder aliviar el dolor, curar  la enfermedad y salvar tu vida”. (Eclesiástico, Ant.Testamento).

Referentes a la práctica médica

  – “A Dios rogando y al médico llamando” (ver siguiente)

  – “Cuando estés enfermo encomiéndate a Dios…pero llama también al médico; que no se aparte de tu lado, pues lo necesitas” (Eclesiástico. Ant. Testamento)

  – “El cura y el que cura no tienen hora segura” La atención a urgentes, graves y moribundos no tiene calendario ni horario.

  – “El médico, viejo, el barbero mozo y el boticario cojo” (con experiencia, con buen pulso, quieto en la botica).

  – “Médicos de Familia en 1ª línea: primeros en entrar, últimos en salir”. Lema con motivo de la COVID-19, para el Día Mundial de Médicos de Familia.

  – “Mesa de médico, conciencia de teólogo y pleito de abogado, todo anda errado”. Al desorden de los papeles, habitual en los médicos, se une el caos de su agenda por los imprevistos, urgencias,…implícitas en toda actividad médica; con el riesgo de errores que pueden derivarse de la desorganización.

  – “Un hombre peca contra su Creador, cuando se niega a que su médico lo trate” (Eclesiástico,Ant. Testamento)

  – “Un médico cura, dos dudan y tres muerte segura”. Se refiere a las interconsultas, sesión clínica o consejo de dos o más médicos ante un proceso complejo y grave.

Referentes a la conducta vocacional

  – “Médicos y curas, reserva segura”. Habla del obligado secreto profesional.

  – “De médico que trasnoche y cura que va al café, libera nos Domine” Cualquier actitud que genere desconfianza en el enfermo es perjudicial.

  – “Del médico experimentador, líbranos Señor” (Cuidado con los criterios personales: lo primero, garantizar  que el daño será menor que el beneficio).

  – “El Dr., experimentado, sesudo, y además mudo”. Sobre el secreto profesional.

  – “El médico ha de ser prudente, el enfermo paciente y la enfermera diligente

  – “Médico, cúrate a ti mismo” (Evang. Lucas, 4,23) Referido al médico necesitado de cuidados morales sobre todo.

  – “Ver, oír, palpar y oler. Mirar y razonar, comparar y controlar. Permitid que la palabra sea vuestra esclava, no vuestra dueña. Vivid en la clínica” (W. Osler).

Referentes a relaciones socio-sanitarias

  – “A mejores médicos peores enfermos” Llamadas y consultas nocturnas, exigencias de recetas y certificados…pueden hacer la vida imposible a un médico competente y amable. Entonces sólo queda una solución: cambio de distrito. Oí a un colega: “1 año para conocerles, 2 para que me conozcan, 3 para que me detesten y 4 para detestarles, o sea, que antes del 4º año pido el traslado para intentar seguir como buen médico”.

  – “Cuando el médico ayuna, mal para el cura” El médico es un referente social. Si lleva una vida reglada y su entorno lo imita, descenderá la morbi-mortalidad en la parroquia.

  – “Del cura lo que diga, del médico lo que haga y del boticario ni lo que diga ni lo que haga”. Prueba que son referentes en la sociedad.

  – “El médico tiene tres caras: de hombre (cuando no le necesitas), de ángel (cuando le necesitas) y de diablo (cuando finaliza la enfermedad y la bolsa)” (Mateo Alemán).

Referentes a maledicencias

La tradición, la literatura y la cultura popular está llena de ironías, chistes y sátiras sobre médicos. En la Licenciatura, un profesor nos tranquilizaba.”No se enojen, muchos no perdonan al médico su poder de  firmar los certificados de nacimiento y defunción”.

  – “Al médico, creerlo y pagarlo, si no cambiarlo”. Siempre han resultado desproporcionados los honorarios y se ha ironizado sobre su altruismo vocacional.

  – “Cuando a un enfermo dos médicos van, toca a muerto el sacristán” Se puede interpretar como que la enfermedad es grave (ver más arriba) o que la ineptitud médica está asegurada con más de un médico.

   – “Cura y médico de aldea, para ellos venga lo que desean” Pensando que quieren males para los demás.

   -“Dios es el que cura y el médico cobra la factura

   – “El médico gana cuando el enfermo clama” Le resulta más fácil prescribir…y subir los honorarios.

   – “El médico sobra cuando cobra y se agota la bolsa

   – “Las cuatro P de los principales clientes del  médico: Parientes, Putas, Parásitos y Pobres” Utilizado como sátira, en realidad ensalza la profesión.

   – “El que peca contra su Dios, ¡que caiga en manos del médico!” considerando al médico como una maldición a diferencia del original visto más arriba “Un hombre peca…”

   – “Vive en esta vecindad,/cierto médico poeta,/que al final de la receta,/firma Mata y es verdad.” Bretón de los Herreros a su vecino el Dr. Mata.

Sobre enfermos y sus enfermedades

En relación con su médico

  -“A enfermo de encontrón, medicina de trompón” Hay enfermos que, en la calle o en el bar, se hacen los encontradizos con el médico para consultarle sobre sus dolencias con dos riesgos: el médico experimentado, como disuasión, le pedirá que se desnude para explorarle; el pudoroso puede recetarle, sin  estudiar el caso, pautas o medicinas erróneas.

  -“A enfermo melindroso, ningún médico le viene al gusto” Los enfermos hipocondríacos y aprensivos tienden a buscar otras opiniones o, lo que es peor, tratamientos inadecuados.

  -“A males mortales, médicos no le valen” Como resultado final es obvio, pero siempre puede aliviar.

  -“Al enfermo que es de vida, el agua le es medicina” Explica cómo los fuertes o los que tienen enfermedades benignas, curan espontáneamente, sin tratamiento.

  -“Cuando quiere el paciente, canta el médico” Referido al poder del enfermo con sus denuncias, muy dañinas para la fama del médico, cuya labor profesional depende, en buena parte, de su prestigio

  -“Enfermedad que no quita de dormir ni de comer, poco médico ha menester” Popularmente se consideran signos de salud

  -“Va el mal a donde le ponen buen cabezal” Referido a los médicos y hospitales de pago.

En relación con los demás

  -“A los enfermos los sanos, buenos consejos les damos” Se ve fácilmente “la paja en ojo ajeno” desde un estado de salud

  -“Dice el sano al doliente: Dios te de salud” Un saludo habitual que puede resultar inoportuno.

  -“Échate a enfermar, verás quién te quiere bien o quién te quiere mal” En momentos críticos la huida de los falsos amigos es la norma.

  -“En casa del enfermo, amigos y familiares, visita “de médico” El paciente agradece las visitas, pero más las despedidas.

  -“Ni la cama dorada alivia el dolor, ni el buen cuarto la prisión” Tanto la enfermedad como la falta de libertad, iguala en sufrimiento a ricos y pobres

  -“No hay peor doliente, que el que consuelo no consiente” Indica conciencia de gravedad y desesperación por parte del paciente

  -“Papeles mal guardados, médicos errados y mujer atrevida quitan la vida” Referido a la importancia de los antecedentes clínicos, orden y prudencia del paciente .

  -“Tres días pregunta al enfermo cómo se halla, desde el 4º, ni palabra” Algunos enfermos, según la enfermedad y el carácter, ven interés morboso en la pregunta.

 En relación con la enfermedad

  -“Asaz es señal mortal, no querer sanar” Es uno de los signos de peor pronóstico

  -“Cualquier enfermedad, un libro sin completar” El  conocimiento total de una enfermedad no existe.

  -“Cuando duele la cabeza, todo el cuerpo se queja”

 -“Dolencia larga, en muerte acaba” Indica los fracasos  diagnósticos y tratamientos alternativos ineficaces.

  -“El mal entra a brazadas y sale a pulgadas” Habitual en enfermedades graves que debutan como agudas con complicaciones y cronificación

  -“El mal que no es durable, es soportable” Aunque sea doloroso, si pasa pronto se olvida enseguida.

  -“El mal que no tiene cura, es locura” Aplicable a las enfermedades mentales, que se consideraban incurables. También se refiere a algunos procesos que pueden acabar con la salud mental del enfermo.

  -“El mal y el bien, en el rostro se ven”  Como “La cara es el espejo del alma” y del cuerpo, podíamos añadir

  -“Enfermo que hace por comer, a la vida tiene fe”  Para reconocer la importancia de la fuerza de voluntad en la superación de la enfermedad.

  -“Enfermos en la cama y moscas en la cara, muerte señalada” Se refiere a los enfermos preagónicos, sin fuerza ni conciencia para sacudirse las molestas moscas, que acuden a las secreciones bucales, conjuntivales,…

  -“En la enfermedad se conoce lo que vale la amistad” En los momentos difíciles es cuando más se necesita a los amigos, y es cuando muchos suelen fallar.

  -“Las enfermedades, se curan solas o no se curan” Indica la importancia de las defensas y conducta personal en muchas enfermedades. En las incurables, los fármacos son de apoyo.

  -“Los viejos son egoístas; no se conforman con una enfermedad, quieren más” Referido a la pluripatología de la tercera edad

  -“Quien su mal oculta, mal se cura” Porque prescinde implícitamente de ayudas.

  -“Mal que solo venga, por fortuna se tenga” Unos males llaman a otros: enfermedades predisponentes, complicaciones, secuelas…

  -“Malo es esperar salud en muerte ajena” No confiar en: “ya se cubrió el cupo de la estadística”.

  -“Ni enfermo que siga “así, así”, ni guardar dinero en un zaquizamí” Enfermo que no mejora claramente, está tan inseguro como la riqueza en un falso techo

  -“Paciencia, hermanos, y moriremos ancianos”  (Cervantes) Los males que no tienen entidad para acabar con la vida no la van a tener para acabar con la paciencia.

Sobre el diagnóastico y el prognóastico

  -“Al médico, confesor y letrado, no le traigas engañado” De lo contrario provocará errores diagnósticos.

  -“Antes de la exploración, practica la “escuchación”(Jiménez Díaz) Consejos médicos

  -“Como busques una enfermedad, aunque no exista, la encontrarás” Siempre habrá signos compatibles con alguna enfermedad.

  -“Cuando el enfermo dice¡ay!, el médico dice¡ahí!” Al palpar: “dolor a punta de dedo”

  -“El diente, miente; la cana, engaña; pero la arruga, no ofrece duda” Referido especialmente a enfermas en la realización de la historia clínica.

  -“El médico Montalbán, que tomaba el pulso en el calcañar y el médico de Orgaz ,que cataba el pulso en el hombro y la orina en el matraz”  Satírico.

  -“En toda analítica, las constantes son variables” Alertando sobre los datos de laboratorio. No son dogmáticos y serán valorados con prudencia.

 -“Enfermedad con sueño, ¡ay del enfermo!” Somnolencia o estado tifoso, más que sueño fisiológico, puede ser de mal pronóstico.

  -“Joven que vele y viejo que duerme, señal de muerte” Porque en salud ocurre lo contrario.

  -“La mejor herramienta diagnóstica del médico: la silla” (Marañón) Consejos médicos

  -“Los enfermos se curan en los libros y se mueren en la cama” Los pronósticos teóricos y las estadísticas pueden dar probabilidades muy favorables, pero al que le toca…no le valen.

  -“Mal que se cura durmiendo, entró bebiendo” Fácil diagnóstico de borrachera

  – “Mal que espera bonanza, no es mal de importancia” Ligado al buen pronóstico.

  -“Médico “pronostiquero”, médico embustero” Se puede estimar, pero no es bueno asegurar el futuro.

  -“No hay enfermedades, sino enfermos” Muy importante para el diagnóstico y las pautas terapéuticas; no hay pacientes iguales

  -“No poco mejora el enfermo que no empeora” En la enfermedad, proceso dinámico, el empeoramiento, cuando surge, suele ser rápido.

  -“Poco mal espanta y mucho mata” Es obvio, extensivo también al sufrimiento familiar.

  -“Para diagnosticar, al enfermo dejar hablar, se tiene que desahogar” En línea con los consejos de Jiménez Díaz y Marañón.

  -“Una pequeña señal puede revelar un gran mal”. No se debe descartar ningún detalle por insignificante que parezca al principio de la enfermedad.

Sobre el tratamiento

  -“A grandes males, grandes remedios” Habla de la necesaria proporción del tratamiento con el daño.

  -“Al enfermo, no explicaciones, soluciones”  Como reproche a los médicos que se extienden en discursos, cuando no tienen claro qué hacer.

  -“A mal de muerte, no hay médico que acierte” Los tratamientos de prueba no suelen tener éxito.

  -“A QPQ de boticario, RIP de cura” Quid pro quo, cambio de un medicamento por error ; RIP, Requiescat in pace, descanse en paz.

  -“A quien salud no quiere, médico no le lleven”  Porque es casi seguro el incumplimiento terapéutico.

  -“Administrador que administra y enfermo que se enjuaga, algo traga” No olvidarlo en los enfermos para alergias, toxicidad,  etc.; siempre existe algo de absorción

  -“Al catarro, con el jarro, pero nota, que el jarro no es bota” Bien, pero sin abusar

  -“Buena orina y buen color, y tres higas al doctor” (Góngora)

  -“El doctor que peor cura, es el doctor Blandura” El médico tiene que actuar con contundencia, en caso contrario produce desconfianza

  -“El dolor de la muela, no lo quita la vihuela” Aunque la música puede aliviar en algunas situaciones, su acción terapéutica es muy limitada.

  -“El mal que no tiene cura, ni el cura lo cura” Que no se esperen milagros.

  -“El médico que bien cura, muerto el paciente, lo deja sin calentura”  Satírico

  -“El tiempo cura al enfermo, que no el ungüento” En la evolución natural el tiempo es fundamental.

  -“En tu alimentación está tu curación” (Hipócrates)

  -“Es fácil recetar, lo difícil es curar” El papel admite todo, no así el paciente.

  -“Mal por mal, el más chico tomarás” Principio de la seguridad terapéutica, habida cuenta que no hay fármacos inocuos.

  -“Más vale pelada que amortajada” Alusiva también a la necesaria seguridad en el tratamiento

  -“Medico cobarde, o no cura, o cura tarde” Se requiere contundencia y rapidez.

  -“No al tratamiento sin diagnóstico del experto” Lema para evitar la automedicación

  -”Quien duerme, crece, y quien cuece, vence” muchos procesos se curan con reposo y sudoración, como ocurría con el paludismo benigno.

  -“La enfermedad al principio: fácil de curar, difícil diagnosticar; luego: difícil curar, fácil diagnosticar”

  -“Llaga en coyuntura, difícilmente se cura” La evolución  siempre es peor en zonas comprometidas por movilidad, mala vascularización,…

  -“La medicina que no está indicada, está contraindicada” Obvio, pero no olvidar que no hay medicamentos inocuos.

  -“Lo que es bueno pal brazo, es malo pal espinazo” A tener en cuenta para cualquier tratamiento.

  -“Si tienes algún dolor, haz lo que mande el doctor” Evitar la automedicación

  -“Tratamiento presente: curar a veces, aliviar frecuente, confortar siempre” Referido a la deseable proximidad del médico.

Sobre la economía

  -“Acapara medicinas, por si las necesitas” ¿Consumismo, egoísmo, acción antisocial o todo?

  -“A cada cual, le parece su mal, el más grave y el más caro, como distinción social” Y se suele presumir de ello.

  -“Ahora que me muero, viene el heredero”Reproche a los que están más atentos a la herencia que a la asistencia de los ancianos enfermos.

  -“Dice el enfermo rico: ¡Ay de mi, que no puedo pasar esta pechuga de perdiz! Más preocupado por los bienes que pierde, que por su enfermedad

  -“El enfermo, ni lo bebe ni lo come, mas mala casa pone” Por más que ahorre, las deudas se “comen” hasta la vivienda.

  -“Entre salud y dinero, salud quiero” El bien más valorado por las personas.

  -“¿Estás enfermo? ¡Come bien y que ayunen los demás! Egoísmo terapéutico

  -“Hacer rico al enfermo, no le libra del entierro” Separa al final economía de enfermedad.

  -“Los pobres mueren ahitos y de hambre los ricos” Bien puederepresentar la ansiedad y desesperación de unos o la avaricia y disciplina de otros ante la enfermedad.

  -“Más se heredan las enfermedades que los caudales” Lamentablemente también las deudas causadas por las enfermedades

  -“¿Parientes? Mis muelas y mis dientes”, con el mismo significado que “Enfermos indigentes, no tienen parientes” Referido a egoísmo e insolidaridad.

  -“Poco dinero, poca salud” Frase que suele encerrar un reproche a los médicos.

  -“Quien tiene dolencia, abra la bolsa y tenga paciencia” Supone gastos de todo tipo.

  -“¿Quiénes van a la botica?: por cada persona pobre, tres ricas” Podemos presumir de avances sociales en igualdades sanitarias.

Sobre los seguros médicos

En la proliferación de seguros de accidentes, salud, enfermedad, y de vida, muchos ciudadanos buscan beneficios contra las Compañías a base de las más variopintas tretas. También al revés. A veces parece una relación entre pícaros.

  -“A más cara la póliza, más enfermo el asegurado” La Compañía y el asegurado buscan siempre la relación servicios-beneficios.

  -“Aquí yace Juan Español, que, estando bueno, quiso estar mejor” En casos de ambición extrema, se puede llegar a situaciones fatales.

  -“Cuanto mayor sea la Compañía, menor será la hospitalización” El cuadro médico y el jurídico-financiero es más competente.

  -“De un gran mal, siempre queda señal” Los peritos detectan fácilmente lesiones o enfermedades que no se declaran al formalizar una póliza.

  -“Este mal que no mejora, no es de ahora” En la misma línea que el anterior.

  -“Híceme enferma por ser visitada; si muriera, quedaría burlada”  Con frecuencia se usan tretas infantiles increíbles.

  -“La opulencia de un consultorio está  en razón inversa con la competencia de los médicos”  Se percibe con frecuencia, pero agrada al enfermo.

  -“Los seguros cubren todos los procedimientos, excepto los que necesita el enfermo” En el momento más inoportuno ¡hay que leer la letra pequeña!

  -“Mal del milano, las alas quebradas y el pico sano” Un conflicto habitual: determinar el grado de incapacidad laboral o intelectual.

  -“Mal erguido, no es creído” No faltan las personas que pasan la evaluación como incapacitadas y al salir de la consulta caminan perfectamente

  -“Mal que trae ganancia, cualquiera se lo pasa” Referido a los accidentes laborales llevados con resignación por las indemnizaciones y con prolongación de las bajas.

  -“Picóme una araña, y atéme una sábana” Para indicar la exageración frente al Seguro.

  -“Si no crees en el dolor, cree en el color” En las valoraciones de daño, las quejas de dolor pueden ser falseadas, por eso el médico estará atento al aspecto, palidez, rubor,…

Nota.- Si tiene interés por este tema le sugiero consulte en esfera salud:

La alimentación y la salud a través de los refranes populares ( J. Santos)

Refranes sobre COVID-19 ( José Prieto)

                  

            

Médico. Universidad Complutense de Madrid

Compartir
Artículo anteriorCrónicas de Pandemia. La historia se repite.
Artículo siguienteFumadores y EPOC

Dejar respuesta