El sobrepeso mundial alcanza la cifra de 2.100 millones de personas en 2010 frente a los 857 millones que padecían obesidad en 1980.

El estudio, publicado por “The Lancet”, recoge la información de 180 países en los que diferentes instituciones han colaborado con la Universidad de Washington para elaborar este detallado documento.

Un 31% de los obesos mundiales está concentrado en países como EE.UU (donde 1 de cada 3 personas es obesa), China, Rusia, Brasil, India, Alemania, Egipto, México, Indonesia y Pakistán.

cuadro-obesidad_mundial-mujeres

La diferencia marcada por el ecuador es abismal ya que se aprecia una propensión al sobrepeso en los países desarrollados encontrando a más de 1.300 millones de personas con este problema en los países más ricos. Otros datos curiosos aportados por el estudio reflejan que en lugares como Kuwait, Qatar, Libia o Samoa las mujeres superan la media del 50% en obesidad o sobrepeso y despunta Tonga como una población en la que la mitad de la gente padece de obesidad o sobrepeso.

Datos importantes a tener en cuenta sobre la obesidad son el aumento de la misma en las edades más jóvenes y el incremento exponencial que se ha notado a lo largo de la década de los años 90. Los datos infantiles son preocupantes cuando se habla de porcentajes, pues se nota un incremento del 16,5% al 23,5%  de niños con sobrepeso y en adultos se incrementa en 5 puntos pasando del 8% al 13%. (comparando los años 80 hasta el 2013)

grados-de-obesidad2El objetivo de la ONU para el año 2014 era frenar el aumento de la obesidad y el sobrepeso en la población mundial y a pesar de que en la última década se ha notado una reducción generalizada ( nada comparado con 30 años atrás) los especialistas resuelven que sin un programa conjunto para tratar este problema no va a conseguir solucionarse. Además recalcan la necesidad de atacar otros problemas como la desnutrición, el tabaquismo y los riesgos globales de la salud” como prioridades para conseguir una gente más sana.

El cuidado de la salud empieza por uno mismo y la necesidad de tratar los problemas de obesidad y sobrepeso antes de que lleguen a un término grave tienen que surgir en el interés de cada persona.

 

Fuentes: “The Lancet”, “Univadis”

Dejar respuesta