Microbiología clínica
Foto por Rafaela Biazi en Unsplash
Podemos presumir de la Microbiología clínica, especialidad con mayor número y variedad de registros. Se estima que el castellano ronda las 85.000 voces, superadas ampliamente por los términos médicos. En M. clínica se pueden identificar muy por encima de las 20.000 entradas. En una conversación normal se manejan de 2 a 4 mil términos; con que solo la mitad sean microbiológicos, el discurso se hace ilegible para un profano. Es un filtro que detecta el “intrusismo” en una especialidad.

A la riqueza de términos tradicionales sumamos la aparición de nuevos fenómenos biológicos, agentes etiológicos, moléculas etc. que dan pie al masivo “bautizo” diario, con frecuencia simultáneo en varios idiomas. Se han propuesto reglas de nomenclatura con poco éxito, y sin embargo la jerga microbiológica adquiere la categoría de tecnolecto, característico de cada especialidad.

Destaco algunas figuras cuyo abuso da lugar a un gran número de contradicciones y curiosidades. Podrían ser la base divertida para los aficionados al ludolinguismo. Les garantizo entretenimiento recogiendo siglas, acrónimos y abreviaturas publicadas. Anotará más de 3.000. Como muchas proceden del inglés  (VDRL, AIDS,…) cuando se castellanizan se crean no pocas confusiones (SIDA-AIDS, MIC, CMI…). La variedad es extraordinaria; de un carácter (A-ampicilina) a seis o más (EJCMID, ELISASPOT…), asociadas, etc. y la densidad en algunos textos se podría medir en nº/línea o párrafo. La mayoría son siglas impronunciables pero también hay elegantes acrónimos (ELISA, CELIA, AIDA…).

La precisión del tecnolecto, fundamental en ciencia, pasa por la interpretación única de cada término. Paradójimente en nuestra especialidad, sorprende la riqueza en sinónimos (y polisemias). Busque el lector y se sorprenderá de nº y variedad en resistencia, sífilis, paludismo, etc. Cuente los sinónimos de diarrea del viajero y anotará ¡más de 30!.

Una traducción inadecuada puede provocar un verdadero caos lingüístico; como en carbunco, carbuncle, pústula maligna y ántrax; rubéola-sarampión alemán; tifus-tifoidea; resfriado, gripe, influenza, etc. En resumen, anote sinónimos en microbiología clínica y coleccionará varios miles.

Sobre 1910, cuando Marañón popularizó en España el tratamiento de la sífilis con el 606, circulaba un chiste que reflejaría muy bien el asunto de los sinónimos. Se refiere a la tertulia de café en que uno relata cómo en Alemania, tras acostarse con una “freudenmädechen” pilló el “mal francés” y lo trataron con salvarsan. Otro comentó la adquisición del “mal español” con una “mademoiselle” en París y se curó con arsenobenzol. Pues en América, comentó otro, las peligrosas son las “call girls” que transmiten la lues y tienes que tomarte diarsenol. Finalmente, sentenció el último, está claro que España es única; aquí te pillas una “avariosis” si te acuestas con una prostituta pero con 606 te curas.

Sobre los epónimos ninguna especialidad como la nuestra. La tradición médica de honrar con el nombre de los cuadros clínicos al descubridor es cada vez menos frecuente por el trabajo en equipo. Pero en Microbiología, se siguen utilizando los descubridores o las localidades de descubrimiento para la denominación de tinciones (Gram, Ziehl) métodos, instrumentos, fenómenos biológicos, etc. La inmensa mayoría de los agentes etiológicos incorporan en su denominación algún científico (Escherich, Neisser, Kleb, Bordet…) o lugar.

Por ej. El grupo Hantavirus recoge 22 especies (Andes, N.York,…) mas una denominada ¡“V. sin nombre”!. El que los revise puede anotar mas de 5000 registros, pero si se incluyen los que incorporan alguna partícula como bacitracyn (Tracy = enferma en la que se aisló el hongo productor) o nystatina (de N.York) se podrían superar las 15.000 entradas.

Podemos dar más pistas para la práctica del ludolingüismo. Resultaría curioso revisar las polisemias, reñidas con el rigor científico, como PER, MAC, CPA o la propia SEQ (Soc. Esp. de Quimioterapia y/o Químicos). Amboceptor, antrax, brote, inoculación, etc. responden también a varios significados. Los palíndromos son  curiosos elementos lingüísticos y biológicos (región del ácido nucleico que contiene una  pareja de secuencias repetidas invertidas) que permite, en ambos sentidos, leer y reconocer (precioso palíndromo). Otros ejemplos encontramos en la anilina (base de colorantes) o acrónimos como ACA, ECCE, PRP.

También puede divertirse con otras muchas facetas: los oximorones como antibióticos (que viene de antivida) o anticuerpos, multiplicación por división, vacunas terapéuticas, etc…; las metáforas son muy socorridas y abundantes (eritema en bofetada, crepitación gangrenosa, crecimiento en medusa, prodigiosinas…), y si quiere jugar a los “mal-entendidos” tiene multitud de parónimos (fiebre de malta, B. merdae, B cacae, codón, tetánico, coco, chaperoninas, escara, penemas, micólogo, NO, sicosis, serotipos, …)

(publicado en el nº 4 Revista Infección y Vacunas. Año 2012.)

Médico e investigador español en | Ver sus artículos

Médico e investigador español

Jose Prieto Prieto (1947) es un médico, microbiólogo e investigador español. Además de Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid fue jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.
Se licenció en Medicina y Cirugía en el año 1971 con Premio extraordinario en la Universidad de Salamanca. Becario del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y en 1973 obtuvo su doctorado con sobresaliente "Cum Laude”.

Trabajó como médico especialista en Microbiología en el Hospital Clínico-Universitario de Salamanca, que compaginó con la docencia como Profesor titular de la Universidad ( por Concurso-oposición nacional).
En 1983 tomó posesión de la Cátedra de Microbiología de la Universidad de Extremadura, ejerciendo hasta 1986, año en que obtiene la plaza de catedrático de la Universidad Complutense de Madrid. En esta última desarrolló el resto de su vida profesional académica vinculada a la labor asistencial en el Hospital Clínico Universitario de San Carlos.
Superó la evaluación de todos los tramos (quinquenios docentes y sexenios investigadores) correspondientes a su trayectoria profesional. Ha sido miembro electo de varias Juntas de Facultad y Claustros de Universidad, participando en distintos niveles de numerosas Comisiones
Ha dirigido 54 tesis doctorales, evaluadas todas ellas con la máxima calificación
Ha participado en 57 proyectos de investigación subvencionados; en 45 como Investigador principal y como Colaborador en el resto. La mitad, aproximadamente, procedieron de convocatorias de Instituciones públicas; el resto se formalizaron con Fundaciones o Firmas Farmacéuticas. Las áreas destacables fueron: anaerobios patógenos, diagnóstico, actividad de nuevas moléculas, simulaciones en modelos de cultivo continuo y arquitectura de poblaciones bacterianas.

Cuenta con numerosas publicaciones en revistas científicas con "factor impacto", siendo 186 en revistas españolas, 129 en revistas extranjeras y numerosos artículos de divulgación en diferentes medios. Miembro del Comité de redacción y "referee" de varias revistas científicas Además es co-autor de 141 libros (varios de ellos dirigidos a estudiantes), editor de 21 y coordinador de 22.
Ha participado como Presidente , Director o participante en numerosos congresos, conferencias, cursos y seminarios. Socio fundador de algunas sociedades , como la SEQ, la SEIMC o la Sociedad Iberoamericana de Infectología. Pertenece a las Sociedades Científicas mas importantes relacionadas con su especialidad ocupando cargos directivos en algunas de ellas.
Su labor ha sido reconocida con numerosos nombramientos (evaluador y asesor de proyectos nacionales, presidente de numerosos tribunales, etc.) galardones científicos (Premio Galien-2003, Premio "Cultura viva"-2011, etc.) y dos condecoraciones estatales.

En Esfera Salud sus artículos de divulgación están enfocados tanto a los profesionales de la medicina como al público interesado en salud, historia de la medicina y en conocer un poco más sobre cómo enfrentar las enfermedades que nos impactan hoy en día.

1 Comentario

Dejar respuesta