de la medicina y el médico
Foto por Clay Banks en Unsplash

Leer una introducción de «De la medicina y el médico», de J. De Portugal Álvarez. Abajo, se puede descargarel libro en PDF:

Suele ser frecuente que al hacer un libro que recopile trabajos ya publicados, el autor
lo justifique diciendo que ha sido inducido, incluso presionado, por amigos, compañeros, discípulos, familiares, editores, a veces todos juntos en clamoroso tropel, para
que su obra no quede dispersa y mal aprovechada, perdida en páginas más o menos
volanderas. Este no es el caso de este libro y de su autor, que no ha recibido sugerencia
o incitación alguna, ya que nadie se ha sentido alarmado por el posible olvido de lo
que contiene el libro. Incluso ni el mismo autor, que ha actuado, más que por el altruismo de “donar su pensamiento a la posteridad”, por la personal satisfacción de ver
reunidos en un libro trabajos que tiempo atrás fueron escritos con entusiasmo e
ilusión. Parece inevitable la comparación con el padre que felizmente ve reunidos a
sus hijos antes dispersos, a pesar de que a casi todos los encuentra más feos y tontos
de lo que antes eran, porque el amor de un padre o de un autor por sus engendros es
ciego casi siempre.

Al reunir publicaciones para la oposición a Cátedra que me permitió el traslado de
Salamanca a Madrid recopilé en una carpeta casi un centenar de trabajos de temática
relacionada con la Medicina, pero no de contenido científico o clínico, que había ido
publicando en el transcurso de los años. De ellos seleccioné unos cuantos, que son el
contenido de este libro, con el triple criterio de que fueran diversos, no erosionados
demasiado por el tiempo y de aceptable interés para un lector actual. Sin embargo, no
he conseguido cumplir del todo estos criterios. Aunque los temas escogidos son de
contenido diverso, con frecuencia se solapan y se repiten conceptos, mas que por su
importancia, como pobre recurso del autor. Indudablemente en algunos el tiempo ha
dejado su huella erosiva, pues la mayoría fueron escritos hace más de quince años y ha
menguado lo que podían tener de actualidad. Afortunadamente, bastantes de estos
trabajos están al margen del tiempo y tienen que ver poco con el concepto de actualidad: la pudieron tener o no en su día y la pueden tener o no ahora. No obstante, no han
sido retocados, revisados o actualizados, no por el prurito de mantenerlos en el estado
en el que fueron publicados, sino por la irremediable pereza del autor. Sin embargo, en
algunos se han hecho livianos retoques y oportunas actualizaciones como en “Médicos
malos, perversos y malvados”, incluso alguno, como el incluido bajo el epígrafe “Después
de todo” puede considerarse un producto neonato de hace pocos días. Dejando aparte
la noción de actualidad, sometida inexorablemente a la sentencia heraclitana, si creo
que la mayoría de estos trabajos conservan el interés de su lectura por encima del
tiempo transcurrido. En esto albergo mi ilusión y mi deseo de que el libro sea capaz de remover sentimientos y pensamientos en algún lector y la esperanza de que se entretenga con ello (“Del deseo y la ilusión come la esperanza” dejó dicho Filadelfo*).

El índice sólo representa un orden táxico aproximadamente lógico, pues el contenido
de los trabajos es diverso e independiente. Lo más fácil hubiera sido ordenarlos cronológicamente, pero he optado por acoplarlos, casi aleatoriamente, en relación a la
comunidad o proximidad de los temas. He suprimido las citas bibliográficas de cada
trabajo, por cautela con la expansión de volumen, pero el lector puede encontrarlas en
las publicaciones originales.

Debo agradecimiento a varias personas por su colaboración, pero ellos ya lo saben y no
es necesario insistir en ello.

El prólogo se lo he pedido a José González Núñez, editor y apasionado de las Humanidades Médicas, y el riesgo que para mi podría llevar su juicio inteligente y crítico ha sido
mitigado por su generosa amistad.

El Añojal, Valdemorillo 2010

Si quieres descargar el libro «De la medicina y el médico», de J. De Portugal Álvarez, completo pincha abajo:

De la medicina y el médico

Dejar respuesta